Pymes y gobierno impulsarán el cloud en México

Las proyecciones de crecimiento y adopción tecnológica de las micro, pequeñas y medianas empresas en México, aunadas a las intenciones del gobierno por colocar a las tecnologías de la información como un eje en las políticas públicas, impulsarán el crecimiento de las tecnologías de cómputo en la nube en el país.

En esto coinciden la empresa tecnológica IBM y la firma de análisis The Competitive Intelligence Unit (The CIU). Ambas entidades observan además una mayor disposición para adoptar  nuevastecnologías a nivel empresarial y gubernamental.

“El motor de cambio hacia la nube son las Pymes, aunque las grandes empresas van a seguir entrando (a la adopción del cómputo en la nube)”, dijo Arturo Blanco, líder de Servicios de Cloud Computing de IBM México, durante una mesa de diálogo con medios de comunicación.

Las proyecciones son optimistas, de acuerdo con Ernesto Piedras, director general de The CIU.

Se espera que al final del sexenio existan al menos 5 millones de unidades económicas, desde las 4.4 millones de unidades que existen actualmente, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía a Informática (INEGI). De ellas, el 94.6% son micro empresas, 5.1% son pequeñas y medianas empresas y el resto son grandes corporativos.

Del universo total de Pymes, por lo menos el 30% es susceptible de adoptar tecnologías del cómputo en la nube en el corto plazo, de acuerdo con una encuesta realizada por The CIU, y alrededor de 243,000 microempresas que son usuarias intensivas de tecnologías de la información y comunicación.

“En donde viene una oleada de penetración es en las pequeñas, medianas y microempresas (…) Hemos encontrado cerca de un cuarto de millón de unidades económicas micro que llamamos de alto poder como casas de cambio, bufets de abogados, consultorías o despachos que tienen muchas necesidades de operación que dependen de la conectividad”, explicó.

Un estudio elaborado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) el año pasado calcula que una migración de las infraestructuras de tecnología al modelo cloud computing generaría ahorros económicos equivalentes a 0.31% del PIB nacional, de los cuales 0.23% corresponde al ahorro en el sector privado y 0.08% al ahorro en el sector público.

“Las TIC (tecnologías de la información y comunicación) dejaron de ser un elemento de lujo a ser una necesidad tangible pues si no lo tengo, me estoy perdiendo de mucho”, agregó Piedras.

GOBIERNO CONSOLIDARÁ ECOSISTEMA CLOUD

La implementación de las tecnologías de la información y comunicación en dependencias gubernamentales como salud, o la implementación del gobierno electrónico a niveles estatal y municipal, será un factor que impulsará también la adopción de estas tecnologías en el país.

“Cuando el gobierno adopte cada vez más esta tecnología, se va a romper el miedo al cómputo en la nube. Se deberá trabajar en conjunto con el gobierno y la industria de TI en general para crear estos modelos para integrar a la Pyme en nuestros desarrollos y que puedan montarse lo más rápido posible”, consideró Arturo Blanco, de IBM México.

De acuerdo con las cifras ofrecidas por Ernesto Piedras, de The CIU, alrededor del 32% de los servicios del gobierno federal ya están bajo el esquema de cómputo en la nube.

“Es un rompecabezas. Ya están ahí las piezas. Ahora tenemos que armarlas. Hace 10 años el discurso era que nos faltaban piezas, pero ahora las empresas ya tienen diferentes grados de convencimiento, la tecnología y el expertise ya están ahí. Y también la parte económica porque para una micro, mediana o grande ya es eficiente económicamente”, agregó.

julio.sanchez@eleconomista.mx

Deja una respuesta